miércoles, 26 de mayo de 2010

UN COMPROMISO CON NUESTRO ENTORNO SOCIAL Y NATURAL.


En todas las sociedades y todos los momentos de la historia ha habido personas y grupos sociales que no logran obtener los recursos o los medios para satisfacer sus necesidades, hacer respetar sus derechos o conservar su dignidad. Pero también ha habido quiénes se preocupen por la dignidad, la inclusión y la calidad de vida para los más vulnerables.

Las iniciativas de responsabilidad social (RS) son precisamente aquellas en las que personas u organizaciones civiles se comprometen con la sociedad para iniciar acciones que generen un impacto positivo en la sociedad o el medio ambiente; acciones que se traduzcan en mejorar la calidad de vida, en alcanzar la equidad y en reducir la exclusión.
Cuando ese compromiso es asumido por una empresa se habla de
responsabilidad social empresarial y debe evidenciarse en la responsabilidad con la que asume el impacto de sus decisiones y actividades dentro de una sociedad y en el medio ambiente. Así, la RS se vera reflejada en un comportamiento ético y atento a generar bienestar a la comunidad y desarrollo sostenible integrado en todos los aspectos de su organización.
Existe una diversidad de formas en la que las personas, las organizaciones y las empresas pueden asumir este compromiso con la sociedad y la naturaleza, bien sea a través de la
filantropía, el trabajo voluntario, la creación de organizaciones civiles no gubernamentales, fundaciones, asociaciones y gremios o a través de la cooperación internacional, por ejemplo.
Todas ellas componen el llamado
Tercer Sector, definido así por diferenciación como el sector que no es publico-estatal, ni es privado con fines lucrativos.


La responsabilidad social en Colombia.



De acuerdo con lo mencionado por Rodrigo Villar en su estudio sobre el Tercer Sector en Colombia
1 en 2001 existían en el país 135.559 entidades sin ánimo de lucro que empleaban a 286.861 personas, un 2.3% del empleo no agrícola del país, un porcentaje apenas superado en la región por Argentina (3.7%) pero muy inferior a países como Holanda (12%) o el Reino Unido (6.2%).
Según el mismo estudio, la educación es la actividad más importante del sector (26.1%) seguida por la salud (17.5%), los servicios sociales (14.6%) y el desarrollo (13.1%).
Hoy las iniciativas de solidaridad, participación y organización son crecientes y diversas: género, derechos humanos, vivienda, paz, salud, educación, promoción del desarrollo comunitario y participación en el desarrollo local, cuidado del medio ambiente, participación ciudadana y política, movimientos étnico, competitividad y muchos sectores y temas más. Algunos de esos
esfuerzos sectoriales
los recogemos acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada